Los nuevos rumbos siempre son buenos rumbos

nuevos rumbos

En todas las charlas que he dado a emprendedores, siempre pondero el valor del “hacer” en vez del “decir”.

Vivimos en un país lleno de opinadores, donde todos sabemos a ciencia cierta qué es lo que el otro debería hacer y/o decir.

Emprender es un acto de fe. Principalmente en uno mismo. Sin eso, el proyecto (por más bueno que sea en una hoja de papel) no tiene futuro. Y uno puede emprender haciendo lo que sea, en cualquier rubro, dentro de una empresa o fuera de ella. Es una forma de ser, de vivir la vida. O te quedás sentado, quejándote por la mala suerte que tuviste o te parás y caminás tu camino. Continue reading

Pecha Kucha tiene ese no se qué, ¿viste?

Pecha KuchaHace poco me tocó participar en un Pecha Kucha, Fue una gran experiencia. Sobre todo porque, a diferencia de cualquier tipo de charla que di en mi vida, esta tiene una particularidad: una vez que empieza, las fotos pasan “solas” cada 20 segundos. No hay forma de controlarlas. Entonces hay dos opciones: 1) elegir fotos “genéricas” y así la charla fluye sin complicaciones o 2) elegir fotos que acompañen el texto, obligando así al expositor a ensayar mucho (muchísimo debo decir) para que el texto tenga correlato con lo que el público ve en esa pantalla gigante.
Continue reading

Evitemos la espiral de paranoia

La gente del diario La Nación de Argentina me pidió una opinión sobre la proliferación de problemas de pareja debido a las redes sociales. Esto escribí:

Esos dos tildes en el WhatsApp pueden hacer que cualquiera se ponga rápidamente nervioso. “¿Recibió mi mensaje pero no me responde?” es, claramente, el comienzo de una espiral de paranoia que termina en recriminaciones varias. Lo cierto, amigos, es que las marcas verdes quieren decir simplemente que sus mensajes salieron de sus teléfonos, llegaron a losservers de WhatsApp (primer tilde) y, desde esosservers , viajaron (segundo tilde). Pero no informan nada acerca de si el mensaje en cuestión llegó a las manos del destinatario o, incluso peor, si fue leído o no.

Continue reading

Prestá el iPhone sin temor

iPhone

A quién no le ha pasado que, estando en alguna reunión, alguien quiere apoderarse de nuestro iPhone. Aunque sea con la excusa de hacer un llamado. Y cuántas veces en nuestro interior ha comenzado a crecer la incertidumbre por lo que el extraño esté haciendo con el teléfono ya que, al dejarlo, queda libre para que el visitante haga (o deshaga) a placer.

Personalmente creo que Apple debería incluir dentro de las actualizaciones de iOS la posibilidad de tener un usuario “guest” en el teléfono, configurable sobre lo que puede y no puede hacer. Incluso a qué apps puede acceder y limitar las que no queremos que toque. Sería lo mejor. Continue reading

hey iPhone, no me autocorrijas

Image
A riesgo de sonar este post como una suerte de poesía y/o tango, el iPhone tiende a corregir cada cosa que escribo. Muchos de ustedes me sugerirán que apague tal opción del teléfono pero, aunque no lo crean, me resulta muy útil.

Es entonces cuando me enfrento al dilema del gataflorismo en su máxima expresión. Busqué solución pero todos me ofrecían hacer un reset total del diccionario que el iPhone va creando con la aceptación (o no) de las autocorrecciones.

Es una solución, obvio, drástica. Final.

Continue reading