Los nuevos rumbos siempre son buenos rumbos

nuevos rumbos

En todas las charlas que he dado a emprendedores, siempre pondero el valor del “hacer” en vez del “decir”.

Vivimos en un país lleno de opinadores, donde todos sabemos a ciencia cierta qué es lo que el otro debería hacer y/o decir.

Emprender es un acto de fe. Principalmente en uno mismo. Sin eso, el proyecto (por más bueno que sea en una hoja de papel) no tiene futuro. Y uno puede emprender haciendo lo que sea, en cualquier rubro, dentro de una empresa o fuera de ella. Es una forma de ser, de vivir la vida. O te quedás sentado, quejándote por la mala suerte que tuviste o te parás y caminás tu camino. Continue reading

Pecha Kucha tiene ese no se qué, ¿viste?

Pecha KuchaHace poco me tocó participar en un Pecha Kucha, Fue una gran experiencia. Sobre todo porque, a diferencia de cualquier tipo de charla que di en mi vida, esta tiene una particularidad: una vez que empieza, las fotos pasan “solas” cada 20 segundos. No hay forma de controlarlas. Entonces hay dos opciones: 1) elegir fotos “genéricas” y así la charla fluye sin complicaciones o 2) elegir fotos que acompañen el texto, obligando así al expositor a ensayar mucho (muchísimo debo decir) para que el texto tenga correlato con lo que el público ve en esa pantalla gigante.
Continue reading

El pregón del ejemplo

Entender la dinámica de lo que nos va pasando es lo que nos hace distintos.

Hay personas que eligen quejarse y no hacer nada al respecto. Otras en cambio prefieren accionar sobre las situaciones y modificarlas. O, al menos, intentarlo.

Vale para todos pero más aún para los que deciden emprender una empresa desde cero. En ese camino hacia el ¿éxito? van a cruzarse con muchísimas situaciones donde la toalla está al alcance de la mano. Donde la tentación de volver a ser empleado está a la vuelta de la esquina. Y es ahí cuando se decide de lo que estás hecho.

Continue reading

Si querés llorar, llorá

Si querés llorar, llorá

En los momentos complicados es cuando se ve de qué estás hecho, no cuando todo sale bien. Ahí es fácil.

Si tu proyecto no funciona, cambialo. Modificate. Pensá en otra cosa, da una vuelta de timón. Y lo más importante: hacelo antes de que se termine la plata.

No tiene sentido quedarse insistiendo en algo que a todas luces no está funcionando. Es, quizás, otro de los grandes atributos que un empresario (porque es lo que sos) tiene que tener: saber cuándo y cómo tomar decisiones.

Es doloroso, lo sé. Pero es preferible un dolor pasajero que uno final.

Obviamente tenés otra opción: quejarte, no hacer nada y ver como tu proyecto se hunde irremediablemente.

Yo, para llorar, prefiero ver una película.

La excusa del “no”

Hablemos de las excusas. Es un tema que lo traté en otro post del blog pero también, por ser recurrente, me parece importante.

Tengo la política personal de juntarme con los que me piden hacerlo y, en el último tiempo, he conversado con muchos colegas que están trabajando en el mundo corporativo y quieren moverse hacia otro lugar. Sienten que, de alguna forma, están “desperdiciando” su vida y desean cambiar.

Continue reading

Emprender para conquistar al mundo


Un día como hoy, pero en 2009, salíamos con mi socio hacia USA en un viaje que significaba mucho más que ir a lanzar EmergingCast oficialmente. Fue el viaje que nos llevaba a un camino sin retorno. Make it or break it.

Revisando mis updates en Twitter encontré que publiqué esto: “A la noche parte la comitiva EmergingCast a conquistar el mundo… bueno… capaz que exageré”.
Continue reading

Un acto de fe

Emprender es un acto de fe. Fe en muchas cosas. Pero, sobre todo, fe en uno mismo. Y por allí es donde todos, antes de lanzar cualquier proyecto, deberían comenzar.

No siempre vale la pena “patear el tablero”. No hay que “tirarse a la pileta”. Es imposible “dar el salto al vacío”. ¿Estamos todos locos? ¿Quién de ustedes realmente saltaría al vacío, hacia una pileta sin saber si hay agua o no, pateando un tablero lleno de fichas (muchas de ellas puestas por ustedes mismos)?

Continue reading