Si querés llorar, llorá

Si querés llorar, llorá

En los momentos complicados es cuando se ve de qué estás hecho, no cuando todo sale bien. Ahí es fácil.

Si tu proyecto no funciona, cambialo. Modificate. Pensá en otra cosa, da una vuelta de timón. Y lo más importante: hacelo antes de que se termine la plata.

No tiene sentido quedarse insistiendo en algo que a todas luces no está funcionando. Es, quizás, otro de los grandes atributos que un empresario (porque es lo que sos) tiene que tener: saber cuándo y cómo tomar decisiones.

Es doloroso, lo sé. Pero es preferible un dolor pasajero que uno final.

Obviamente tenés otra opción: quejarte, no hacer nada y ver como tu proyecto se hunde irremediablemente.

Yo, para llorar, prefiero ver una película.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s