Para cambiar el hábito no hay que ser monje

Hace 1 año aproximadamente fui a ver al médico. Me hice algunos estudios y los resultados fueron lo esperado: sobrepeso (10 kilos como mínimo), colesterol alto, mala alimentación. Lo normal para alguien que estuvo algunos años casi 100% enfocado en el trabajo.

Mi auto-justificación era exactamente esa. No se puede “todo”. Y, en ese momento, Emerging Cast ocupaba mi cabeza (y mi cuerpo) todo el tiempo y las excusas están siempre al alcance de las manos:

“Estoy estresado… no puedo, además, cuidarme de lo que como y de lo que no como”

“Almuerzos de trabajo… estoy con gente tratando de hacer negocios y pedir un pollito con ensalada no da buena imagen”

“Largas horas de coding, business plans, abogados y las galletitas de chocolate me gritan que las coma…”

“Mirá que hora es y sigo en la oficina… no voy a ir al súper a comprarme un yogurth. Me como ese muffin relleno y después veo”

“¿Gimnasio? tengo que hacer andar esta empresa. No tengo tiempo”

En octubre de ese año, un querido amigo murió de muerte súbita. Estaba perfecto y, de pronto, se murió. Y eso hizo que, adentro mío, se prendieran todas las alarmas posibles.

Volví a mi médico, charlamos y decidí cambiar mi vida. Literalmente. Y me di cuenta de que no hace falta resignar nada, se puede modificar radicalmente la forma de vivir y seguir trabajando.

Hoy, 1 año después y 15 kilos menos, les digo que vale la pena. Trabajo mejor. Las mismas horas pero con mejor ánimo y mucha más energía.

Algunas cosas que me funcionaron (y mucho):

– Alimentación: no se trata de “hacer dieta”. Se trata de modificar el hábito alimenticio 100%. Una vez que entendí eso, todo fue mucho más fácil. Lo que no se puede comer lo sabemos todos. No hace falta ir a un nutricionista para que te diga que no podés comer chocolates. Si alguno quiere que le cuente un poco más, me avisa.

– Ejercicio: hago 1 hora (no 5 horas, solamente 1) por día de ejercicio. Corro 25′, hago pesas, abdominales otros 25′ y 15′ de bicicleta. Si puedo empezar el día así, es increíble la energía que cargo para el resto de la jornada.

– Relax: me tranquilicé mucho. Aprendí a no hacerme problemas por las cosas que no puedo resolver y enfocarme en las que realmente importan. Si no tiene solución, ¿para qué me voy a preocupar? Parece simple y tonta la reflexión pero piensen en el tiempo y la energía que consumimos en esa búsqueda inútil.

– Gente buena: aprendí a alejarme de gente que no aporta nada, que embarra la cancha. El partido dura 90′ y después se termina. Entonces ¿qué necesidad tenemos de rodearnos de un equipo mediocre? En el último tiempo conocí personas maravillosas y eso me hizo muy bien. Aléjense de los problemas antes de que se vuelvan crónicos. Estoy muy tentado de hacer una lista pero esta no es la ocasión. Prometo hacerlo en otro post.

– Hago lo que me gusta: esta es difícil. No todos tienen la posibilidad de trabajar en lo que les gusta. Pero se puede empezar a transitar ese camino. De a poco. O no. Yo cambié radicalmente hace algunos años y me hizo bien. Pero esto también vale para el resto de la vida. Yo actúo, escribo, participo en la organización de las conferencias TEDxRiodelaPlata, que me permitió conocer gente maravillosa haciendo cosas maravillosas. Mis días son geniales y, aunque parezca difícil, depende de uno. Así de simple.

Mi último consejo es no hacer nada que no quieran hacer. Tampoco sufrir en el camino. Conozco mucha gente que hace dietas tremendas que lo único que logran es empujarlos hacia un lugar peor: la desesperación.

Se puede cambiar sin cambiar quien uno es. Se trata de cambiar desde adentro.

La cuestión es animarse. Las excusas son para los cobardes.

¡Suerte!

 

 

3 thoughts on “Para cambiar el hábito no hay que ser monje

    • Corría para llegar vaya a saber uno a dónde. Aprendí a tomarme el tiempo (pese a mi acelere habitual y casi te diría “genético”) para disfrutar del camino. Es 1 hora, no 4.

      Es cuestión de organizarse🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s