Let’s make it happen (capítulo 2)

¿Cuál es el primer día del resto de tu vida? Muy pocos pueden identificarlo. Yo soy uno de esos. El lunes 7 de septiembre de 2009 me levanté sin tener a dónde ir. Me senté en el living de mi casa, prendí la computadora… y me quise matar.

Si hay un momento donde la duda se hace carne, es en ese instante. La casa vacía y la sensación cotidiana de ir a trabajar y no tener a dónde. Empezar algo nuevo es muy esperanzador, pero también hay que poner todo en la balanza.

“¿Nos juntamos, socio?” fue mi primer mail como emprendedor.

Teníamos 2 meses por delante para el lanzamiento de la empresa. El kick-off date era el Streaming Media West, en California, y necesitábamos: un nombre, un logo, un plan de acción, una oficina, un equipo…

Mucho por hacer y poco tiempo. Lo primero que pensamos fue en nuestro plan de acción (el famoso y temible “busines plan”) y lo pensamos sabiendo una sola cosa: estábamos dispuestos a cambiar en cuanto viésemos que la cosa no iba. Fue una de mis primeras lecciones. No está mal un Business Plan siempre y cuando estén dispuestos a revisarlo cada 3 meses. Tener un plan a más largo plazo es hacer futurología. Para eso, está el Tarot. Yo no quiero leer la borra del café con mi empresa. Mi consejo en esto es: háganlo pero sabiendo que, quizás, tengan que tirarlo y empezar de nuevo. Atarse a una decisión tomada uno o dos años atrás es peligroso. Por suerte, en eso, estuvimos de acuerdo.

Starbucks fue nuestro primer centro de acción. Allí volaban nuestras hojas, repletas de garabatos e ideas. Buscando dominios disponibles, probando posibles nombres y marcas, evaluando posibles oficinas, contratando hosting, comprando máquinas para trabajar, entrevistando gente para el equipo. Todo casi al mismo tiempo.

Nos faltaba el nombre.

Probamos de todo. Intentamos. Borramos, cortamos, pegamos… hasta que tuvimos nuestros cinco finalistas. Cada uno de ellos con el racional perfecto que justificaba su nombre. Teníamos que elegir. A esa altura todos nos sonaban mal. “Después de todo, Google también suena raro y… mal no le fue” fue nuestro auto-convencimiento. Entonces buscamos el que más feo sonaba y el más difícil de sintetizar (eso nos lo reclamaron todos los diseñadores con los que trabajamos). Así nació Emerging Cast.

Sin oficina ni website. Con folletos la mitad de grandes de lo que suponíamos al enviarlos a la imprenta, con un stand portátil para el booth #626 a cuestas (pagando exceso de equipaje), con mucho miedo pero llenos de ideas, de planes, de ilusiones y con flamantes tarjetas personales, el 10 de Noviembre de 2009 nos subimos al avión.

Emerging Cast empezaba su viaje, sin saber que era el comienzo de una gran aventura.

[continuará…]

One thought on “Let’s make it happen (capítulo 2)

  1. Muy buena Max, para los proximos podes contar cuando viniste a Santa Fe y nos contaste el salto al emprendedorismo y el proyecto que tenia apenas unos meses.

    Felicitaciones y dentro de poco paso de visita!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s